UN FONDO CON CERCANÍA AL GOBIERNO AVANZA EN LOS MERCADOS DE PETRÓLEO Y ENERGÍA ELÉCTRICA

El fondo Lone Star, un hedge found con base en Dallas, Estados Unidos, concretó en diciembre la compra de la mayor empresa de equipos de perforación de petróleo del país y participa de la licitación para quedarse con dos centrales eléctricas en manos del Estado.

Si bien no cuenta con una extensa historia en el país, Lone Star es un fondo con escaso recorrido en la Argentina, aunque sus directores tienen cercanía con Mauricio Macri.

Su máximo ejecutivo es Luis María Blaquier, ex titular del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses durante la gestión de Emilio Basavilbaso. Su segundo en el FGS era Enrique Boilini, que trabajó para Bunge y Alpargatas.

Según reveló Perfil, Blaquier asumió como presidente de San Antonio Internacional, la mayor empresa de equipos de perforación de petróleo de la Argentina, que fue adquirida por Lone Star a mediados de diciembre a cambio de unos US$ 150 millones.

Boilini, que a su vez integra el board de TGLT, la firma que adquirió la constructora de Nicky Caputo, amigo personal del Presidente, fue nombrado como director suplente.

El titular es Sebastián Caputo, primo segundo de Luis y exdirector del Grupo Pegasus, el holding fundado por el ex vicefeje de Gabinete Mario Quintana.

Sebastián, hijo de José Luis, hermano fallecido de Nicky, lideró el proceso de due dilligence para valuar los activos de San Antonio.

www.iprofesional.com