PLAN PARA DETECTAR FRAUDE

En el marco del Programa Estratégico de Modernización y Crecimiento” las autoridades de CALF, pusieron en marcha el “Plan para detectar fraude”, el cual está destinado a hacer frente a las instalaciones irregulares, clandestinas y peligrosas.

Un tema que preocupa a los miembros de la Cooperativa, ya que el hurto de energía además de generar importantes pérdidas económicas, trae aparejado una sobrecarga en las instalaciones (transformadores, redes de Media y Baja Tensión, etc), y a su vez, son un peligro latente para la vida de los vecinos y sus familiares.

Para ello, se acordó llevar un trabajo conjunto y coordinado entre distintos sectores internos incluidos en este tema: Gerencia General, Comercial, Disciplina de Mercado, Toma Estado, Guardia de Reclamos, entre otros.

“Si bien lo veníamos desarrollando el Plan de manera silenciosa, creemos que es momento de difundirlo. Queremos llamar a la reflexión a aquellas personas que exponen a los demás con este tipo de irregularidades, sobre todo a los chicos” reflexionó el presidente de CALF, Fernando Garayo.

DSC00037 DSC00038

“Somos un equipo de vecinos que asumimos la responsabilidad de conducir la Cooperativa más grande del país y por lo tanto vamos a enfrentar una penosa situación de  prácticas desleales. Quien consume energía eléctrica debe pagarla. Somos una entidad solidaria que tiene varias formas de ayudar a quien no puede hacer frente a una factura de energía. Pero todo debe ser en la medida de la racionalidad y el sentido común” aseveró Garayo.

En esta misma dirección, los integrantes del Consejo de Administración, están trabajando con los organismos del estado provincial y municipal en la regularización de los asentamientos, en donde la precariedad de las instalaciones eléctricas es por demás preocupantes. Por otro lado, se inspecciona también en el microcentro, a aquellos lugares donde los registros de consumo indican una anomalía.DSCN7564

“Pedimos a los vecinos su colaboración y denuncien situaciones extrañas de personas ajenas a CALF. La electricidad es un elemento esencial para la vida moderna. Pero debemos habituarnos a cuidarla, a efectuar un uso racional. En la mayoría de los casos, quien esta ilegalmente conectado, derrocha energía eléctrica. Por lo tanto, con nuestro “Plan para detectar fraude” vamos a enfrentar esta injusta situación” sostuvo el presidente de CALF.

En la ciudad de Neuquén, existe alrededor de 6.000 familias que están “colgadas” a la red eléctrica, lo que representa un 15% del total de la energía que CALF compra a Cammesa. En el marco del proceso de regularización, la Cooperativa ya colocó pilares y el tendido eléctrico de Media Tensión, Baja Tensión y Alumbrado Público, en Valentina, Los Hornitos, Batilana, Toma Norte, Yupanqui, entre otros, lo que significa que en 779 lotes cuentan con el servicio eléctrico regularizado.

Las conexiones irregulares generan innumerables problemas a las instalaciones de la Cooperativa, como así también a los asociados regularizados que viven en los alrededores, ya que se ven perjudicados por las continuas fluctuaciones de tensión o interrupciones del suministro eléctrico.

Si bien en la ciudad de Neuquén el crecimiento poblacional es continuo, lo que se traduce en aumento del consumo eléctrico, es un objetivo de esta conducción continuar trabajando para bajar los niveles de instalaciones clandestinas y peligrosas para los vecinos.