EL OFICIALISMO SE IMPUSO EN LAS ELECCIONES DE CALF

La lista oficialista Celeste y Blanca que encabezaba Fernando Garayo se impuso ayer en las elecciones de la cooperativa CALF para la renovación de su cuerpo de delegados. Alrededor de 8.500 socios concurrieron a votar en los comicios de ayer, lo que significa un 11 por ciento del padrón. Los guarismos indicaban al cierre de esta edición que la lista Celeste y Blanca había obtenido 4.620 votos, contra tapa_diario_thumb3.885 de la opositora Violeta, que encabezaba el diputado mandato cumplido, Miguel Lucero. Esta diferencia le permitía a los ganadores tener 10 delegados más (ver nota aparte) Los comicios comenzaron a las 9 de la mañana de ayer y se extendieron hasta las 18 en las 106 mesas habilitadas en las ciudades de Neuquén, Plottier y Senillosa y distribuidas en 20 distritos. “Queremos seguir haciendo y lo hemos manifestado durante todos estos meses; hemos puesto a consideración de los asociados lo que venimos trabajando con el mejoramiento de la cooperativa para sacarla de la situación en donde está”, destacó el presidente de la cooperativa, Fernando Garayo. Destacó que “es un trabajo en base a un plan estratégico de crecimiento de la cooperativa hecho con mucho estudio” porque “para tomar decisiones, hay que tener información y nosotros hemos trabajando mucho tiempo sobre esto”. Detalló: “Se realizó un plan sobre estos ocho meses que lo hemos puesto en práctica y necesitamos más tiempo para poder terminarlo y llevar a la cooperativa al lugar donde queremos”. Diferencia Si bien los primeros votos reflejaban una paridad, a medida que fue avanzando el escrutinio, la diferencia entre el oficialismo y la oposición se fue extendiendo cada vez más. “Estoy muy agradecido con el trabajo que realizó todo mi equipo y con la gente que fue a votar”, dijo Garayo cuando la tendencia era irreversible. El dirigente indicó que la gente entendió que el equipo de trabajo que él encabeza “sirve a la cooperativa y no se sirve de ella”. Equilibrio También destacó que una buena parte del triunfo se debe a la gestión que viene realizando la cooperativa y al déficit que logró achicar desde que se hicieron cargo. Por caso, recordó el acuerdo que se logró para que el gobierno rionegrino se hiciera cargo del paraje Balsa Las Perlas, servicio que prestaba CALF y que le generaba pérdidas millonarias. Asentamientos y obras También destacó los avances que vienen realizando la cooperativa con la Municipalidad de Neuquén y el gobierno de la provincia para regularizar los asentamientos que hay a lo largo de toda la capital. Se estima que una vez que se logren urbanizar todos estos sectores, CALF dejará de perder sumas millonarias por servicios que presta indirectamente (los colgados de la luz), pero por el que no recibe un solo centavo. “Son muchas acciones que estamos haciendo y queremos seguir trabajando sobre este camino para que la cooperativa equilibre sus cuentas y el servicio mejore todos los días”, destacó Garayo, quien también resaltó todas las obras que ya se están haciendo y los trámites para conseguir financiamiento para la realización de otras. “Necesitamos una cooperativa que esté a la altura del crecimiento que tendrá la ciudad de Neuquén en los próximos años”, aseguró. Fuente: www.lmneuquen.com.ar