EL GOBIERNO APUNTA CONTRA LAS PROVINCIAS POR DEUDA ELÉCTRICA

De cara al traspaso de mando del 10 de diciembre, el Gobierno se lamenta una herencia energética que le dejará a la próxima administración: la deuda de $ 23.549 millones que las provincias acumularon con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), una sociedad mixta que maneja el Estado nacional.

Según entienden en el sector, se trata de una «bola de nieve» difícil de detener, originada por el aumento de precios de la electricidad durante estos últimos cuatro años y la intención oficial de reducir los subsidios a su mínima expresión.

Es que la tarifa eléctrica la define cada gobernador o intendente en sus provincias, una herramienta que, entienden en Nación, es un problema ya que se utiliza «para fines políticos». En concreto: las subas en el precio mayorista no fueron trasladadas a los usuarios en algunas jurisdicciones para evitar malestar social en la previa de las elecciones.

En este sentido, fuentes oficiales señalaron que las provincias más endeudadas con Cammesa hasta el 30 de junio eran Misiones y Chubut, por $ 4571 millones y $ 4563 millones, respectivamente. Y la indicación no es menor, ya que en el Gobierno apuntaron como «problemático» que el ministro de Energía de la provincia que más debe sea Sergio Lanziani, el candidato con más chances de asumir esa cartera a nivel nacional en la gestión de Alberto Fernández.

La deuda de las distribuidoras del interior es uno de los temas prioritarios que marcan en el Gobierno. De hecho, a principios de año emprendieron acciones mediáticas para solicitar a Chubut, Río Negro (el caso Edersa) y el municipio de Villa Gesell el inmediato pago antes de proceder a cortes del suministro.

El consultor Alejandro Einstoss sostuvo que «arreglar este tema dependerá de que los precios de la energía reflejen los costos de producirla, y el equipo del presidente electo deberá demostrar rápido qué se entiende por desdolarizar las tarifas y cuál va a ser el costo del gas». «Si no, se va a tirar por la borda el esfuerzo de los últimos años por eliminar subsidios», advirtió el especialista.

www.cronista.com