DUDAN PROVINCIAS SOBRE AMBICIOSO PLAN PATAGÓNICO

Los distritos sureños consideran que faltan definiciones para que se concrete el financiamiento. Hasta ahora sólo hubo reuniones formales. Pese a que las provincias presentaron sus proyectos -que redondean unos u$s10 mil millones- para el Plan Patagonia auspiciado por la Casa Rosada, en los gobiernos locales dudan sobre la factibilidad de que las obras lleguen y creen que a la iniciativa le falta certeza.

La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego elevaron sus pedidos a Nación: más de 40 proyectos, donde son disímiles desde los montos hasta las cantidades y la naturaleza de cada pedido.

Así, mientras Río Negro solicitó «apenas» u$s400 millones para cinco carpetas, Santa Cruz fue más exigente y pidió u$s5.700 millones en 10 propuestas. En la letra chica hay desde un reclamo liso y llano de devolución de fondos (por los caídos reembolsos a los puertos patagónicos), pasando por construcción de represas demoradas por años, zonas francas de libre impuesto, impulso del turismo o pedidos de rutas aéreas para la temporada invernal. Además hay obras que están incluidas tanto en el plan como en el destino de los fondos de colocaciones de bonos provinciales que se lanzaron para crear infraestructura. Una mezcla heterogénea que cae bajo el paraguas del Plan Patagonia, lanzado en febrero por Mauricio Macri en Viedma junto a los seis gobernadores.

Ya en aquel momento desde las provincias cuestionaron por lo bajo la incertidumbre por cómo se concretaría el anuncio. Quien fue más frontal en su falta de optimismo fue el chubutense Mario Das Neves, que en su momento definió al Plan Patagonia como «puro piripipí».

Chubut pidió seis proyectos, cuyos montos van desde el millón de dólares hasta los u$s500 millones, donde se destacan obras hídricas, un polo industrial naval en Puerto Madryn, entre otros. Desde la provincia estiman que en la reunión que Das Neves tendrá mañana en Buenos Aires con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ese podría ser uno de los puntos a tratar: definiciones sobre cómo se instrumentará el Plan Patagonia.

«Lo normal ante un plan de estas características es que haya reuniones técnicas: que digan qué tipo de proyectos pueden financiar, hasta qué montos, cómo serían la bajada de los fondos, con qué mecánica… pero no tenemos nada de eso. Igual presentamos nuestros proyectos», dijeron a este medio desde otra provincia.

«Algunos de los proyectos que presentamos ya los estamos licitando y avanzaremos con o sin el apoyo de Nación», manifestaron a Ámbito Financiero en otro de los distritos incluidos en el Plan Patagonia.

«Por el momento no pasamos de la fase de reuniones declarativas, con lo cual a hoy no hay ningún elemento que nos permita creer que esa financiación nacional sea concreta», agregaron.

En otros puntos de la Patagonia tiene más esperanza en el proyecto. «Si lo impulsaron, creemos que es para articular las demandas. En la región hay muchas obras que están postergadas desde hace décadas porque ningún gobierno nacional tuvo la voluntad de acompañar las iniciativas. Ahora muchos de esos pedidos son escuchados y ya nos están dando respuestas», manifestaron.

Hasta el momento, no se hay fecha cierta de una respuesta nacional a los más de 40 proyectos presentados por las provincias.

www.ambito.com