COMERCIANTES EN PIE DE GUERRA CONTRA LOS TARIFAZOS

Autoconvocados se reunieron anoche para lanzar un plan de lucha

Los comerciantes del centro se resisten a cerrar las persianas de sus negocios. Acumulan varios tarifazos sobre sus espaldas y no dan más, dicen, por eso convocaron a un “pitazo” que llene de ruido las calles de la ciudad.

La medida es simple: saldrán a las puertas de sus negocios y harán sonar los silbatos para llamar la atención de los gobernantes. Afirman que la mayoría está al borde de la quiebra y no puede afrontar el nuevo incremento de luz del 55 por ciento que dispuso el gobierno de Mauricio Macri.

Anoche, un grupo de comerciantes se reunió en una asamblea autoconvocada en la parrilla Nativo, ubicada en calle Bahía Blanca y las vías. Después de compartir las mismas penas con respecto al impacto de las boletas de los servicios públicos en la economía de cada negocio, los participantes del encuentro acordaron llevar adelante un plan de lucha contra los incrementos, no sólo de la electricidad sino también del gas.

La medida principal que tendrá el plan de lucha fue bautizada como un “pitazo contra el tarifazo”.

Juan Carlos Martínez, propietario de Nativo, explicó a LM Neuquén la metodología de acción dispuesta por la asamblea de comerciantes: “Cada uno va a comprar cerca de 20 silbatos, para salir todos a la vereda frente a nuestros negocios a hacernos escuchar, junto con los empleados y clientes”.

El silbatazo durará entre cinco y diez minutos, para no perjudicar a los demás vecinos, aclaró el comerciante que prestó su negocio para la primera reunión entre colegas autoconvocados. Mientras hacen ruido, los empresarios repartirán volantes para explicar por qué consideran que la suba sucesiva de las tarifas es desmedida.

Una de las propuestas expuestas en la asamblea de autoconvocados es identificarse como movimiento con el color verde, para que la movida no quede asociada a ningún sector político. Martínez expresó que se oponen “a que resuelvan aumentos desde un sillón en Buenos Aires, sin conocer la realidad de la gente del resto del país”.

Pagó 85 mil pesos de luz

El comerciante gastronómico afirmó que, de continuar los tarifazos, no podrán seguir en actividad. “Nos vamos a fundir, porque muchos ya cerraron en el último año. La luz y el gas pasaron al primer lugar de los gastos fijos, están más caros que el alquiler del local para casi todos los comerciantes”, explicó. Y agregó: “Yo tengo 18 empleados e hice de todo para ahorrar, puse lámparas led, apago las heladeras de las bebidas de noche porque sale más caro enfriarlas que venderlas, y aun así me vinieron 85 mil pesos de luz”.

Los comerciantes se reunieron hace una semana con el presidente de CALF, Carlos Ciapponi, para expresarle su preocupación por los aumentos. El titular de la cooperativa ratificó que no trasladará el tarifazo a los usuarios, aunque admitió que está recibiendo una fuerte presión del gobierno nacional para hacerlo. Indicó que en marzo la energía mayorista para Neuquén subirá de 100 a 150 millones de pesos.

Como parte de la campaña, los comerciantes buscarán el respaldo explícito del intendente, concejales, ministros y el gobierno provincial. “No es un reclamo a favor ni en contra de nadie, salimos porque están matando a la gallina de los huevos de oro, las pymes somos el motor del país”, recalcaron.

Piden participar en la renegociación

Los comerciantes que iniciaron una cruzada contra los aumentos de las tarifas también buscarán un lugar en la mesa donde se discutirá el nuevo contrato de concesión del servicio eléctrico del municipio con CALF. Intentarán impulsar un cuadro tarifario más “chato”, que no castigue tanto al que consume más electricidad. Como la cooperativa debe renegociar la concesión con el Municipio en 2019, los comerciantes quieren aprovechar la oportunidad para cambiar las reglas de juego a nivel local. “Hoy tenemos una multa al que produce, porque se incrementa mucho la tarifa para el que usa más de mil kilowats. Nosotros no dormimos con la luz prendida ni estamos todo el día con el aire acondicionado, sino que el uso que le damos a la electricidad es parte fundamental de nuestra industria, necesitamos la heladera y el freezer”, explicó el empresario gastronómico Juan Martínez, uno de los referentes del sector. Los empresarios pedirán además que se reduzcan las tasas e impuestos, que hoy representan el 40 por ciento de lo que pagan los usuarios por la luz.

www.lmneuquen.com