YA ANTICIPAN UN VERANO CON POCA AGUA EN NEUQUÉN

En este momento estás viendo YA ANTICIPAN UN VERANO CON POCA AGUA EN NEUQUÉN

Las últimas nevadas en la cordillera mejoraron la situación de los caudales de los ríos y los embalses, pero no alcanzaron para tener un nivel óptimo de reserva de agua para la región como esperaban las autoridades.

“Ha mejorado un poco, pero este es un año extra seco. Han mejorado las condiciones de agosto, fundamentalmente en la fusión de nieve. Eso nos da garantías a nosotros de que la primavera y el verano, por lo menos hasta diciembre, vamos a tener agua”, reconoció a RTN el representante de Neuquén en la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), Elías Sapag. No obstante, el funcionario aclaró que “hay que hablar de caudales restrictivos y embalses y lagos con bajos caudales”.

El nivel de agua que se acumuló en las represas permitirá el riego sin ningún tipo de problemas. “Vamos a poder darle agua a la industria y a las ciudades y vamos a poder generar energía dentro de estos límites, indicó Sapag, quien reconoció que los embalses estaban muy bajos por “obvia necesidad eléctrica”. “Hicimos los despachos en mayo esperando un invierno como cualquier otro normal. Pero este año fue distinto”, lamentó.

Indicó que para el verano, la situación no cambiará mucho respecto de la cantidad de agua que hoy tienen los balnearios de la ciudad de Neuquén. “Obviamente se encontrarán con menos agua, pero con la cantidad suficiente para que la gente se pueda bañar”, aseguró.

También dijo que en los próximos días, representantes de la AIC irán a la Legislatura a exponer cuál es la situación y el estado en el que se encuentra la cuenca neuquina. “Vamos a explicar con los técnicos todos los detalles del sistema y la cantidad de agua que se puede llegar a usar y con cuánta nos vamos a quedar”, indicó.

Recordó que todas las acciones que se tomen tienen que estar en sintonía con la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y la Secretaría de Energía de la Nación que probablemente demanden mayor cantidad de agua para generar energía para el verano, época en la cual se consume más electricidad.

También se refirió a una serie de obras necesarias para mejorar el sistema. Por caso, citó el sistema de bombeo en Centenario y otras relacionadas con las cooperativas y los consorcios de riego. No obstante, indicó que las obras en cuestión ya fueron asumidas por el EPAS y Recursos Hídricos, por lo que no habría mayores inconvenientes para el servicio de agua. “Sobre todo porque con el canal Mari Menuco podemos abastecer a Centenario”, explicó. De la misma manera, dijo que otros problemas similares se registran en Picún Leufú debido al retiro del lago por la poca cantidad de agua que tiene. Esto genera que las bombas queden expuestas y no puedan cumplir con el normal funcionamiento que requiere el servicio.

www.lmneuquen.com.ar