LA CIUDAD MODIFICARÁ SU MAPA CON NUEVOS BARRIOS

En este momento estás viendo LA CIUDAD MODIFICARÁ SU MAPA CON NUEVOS BARRIOS

Se vienen épocas de afilar el lápiz y trazar nuevos límites en el mapa barrial neuquino. Entre los planes de viviendas atados a cooperativas, la regularización de tomas y la especulación inmobiliaria con torres de departamentos, la ciudad está cambiando rápidamente su fisonomía.

Uno de los sectores que más creció es el lote Z1, que amplió los márgenes de la ciudad y, por proximidad, se anexó a Cuenca XV. Ahí viven 1200 familias, nucleadas de hecho como una vecinal independiente, que responde a la cooperativa MTD.

Ana Queupán, presidenta de la subcomisión Z1, contó que están empadronando casa por casa para pedir formalmente que los reconozcan como barrio. “Tuvimos una reunión en Vecinales y nos dieron los formularios para cada vecino; así el año que viene, que son las elecciones, pueden votar la nueva comisión”, confió.

Un poco más al oeste ocurre lo mismo con Cuenca XVI, aunque el desarrollo allí aún es incipiente. Formalmente integran la vecinal Esfuerzo, pero tienen otra organización vinculada al MTD. Hoy son 480 viviendas habitadas por fuera del mapa urbano y se proyectan 280 más. Hacia el este, la situación se repite con los planes de Mercantiles, que se anexaron a Terrazas del Neuquén. Si bien no tienen una organización independiente, la proyección es sumar 1500 casas más hacia el oeste, o sea, duplicar el barrio actual. Llegarán casi hasta Bardas Soleadas, una vecinal que ya pidió ampliar su jurisdicción por el fuerte crecimiento tierras arriba de Mudón.

Ningún sector está exento

Al sur, en tanto, se extiende una mancha urbana dentro del predio que era del Ejército, de la mano de la cooperativa 127 Hectáreas. Hay 400 casas habitadas y están previstas otras 1200. Aunque están dentro de Altos del Limay, los nuevos vecinos tienen su propia organización y ya hablan de constituir un barrio propio.

El centro tampoco escapa a los cambios. De a poco, se consolida un área residencial a ambos lados de la Plaza de las Banderas, donde se proyectan varias torres de departamentos. Ese sector está dentro del Área Centro Este, ya saturada de edificios. El corredor Leloir-Doctor Ramón corrió el eje de desarrollo y puede ser el puntapié de un nuevo barrio céntrico, hacia el norte.

Además, pronto habrá que borrar la palabra “rural” en los barrios periféricos. Tanto en Valentina Norte y Sur como en Confluencia y Colonia Nueva Esperanza, la cantidad de loteos invita a rever el título de zonas agrícolas. A eso se suman dos asentamientos gigantescos, 2 y 7 de Mayo y Toma Norte, que están ampliando las fronteras de los barrios Cuenca XV y Gran Neuquén, respectivamente.

Hoy la ciudad tiene 49 barrios oficiales atrapados en una silueta zigzagueante, por donde se escurren las nuevas viviendas en construcción. Hay áreas que empiezan a consolidarse como urbanizaciones allí donde antes sólo había arena y viento. Esto obliga a extender el colectivo, los servicios y repensar la organización urbana.

Hace siete años que no se tratan cambios

El último barrio que se creó en la ciudad es Altos del Limay, reconocido oficialmente por ordenanza en 2010. Los concejales avalaron la formación de una nueva jurisdicción por el fuerte crecimiento poblacional que estaba teniendo el sector, donde antes mayormente había chacras.

La inauguración del barrio tuvo su acto oficial, que encabezado por el ex intendente Martín Farizano. Para esta vecinal se incluyeron las urbanizaciones SMATA, ADUS, Los Polvorines, Cooperativa 3 y Costa del Limay, que pertenecían hasta entonces a otros barrios.

Desde ese año en adelante hubo algunos pedidos de cambios de jurisdicción que no tuvieron eco en el Deliberante. Hoy están en tratamiento dos expedientes para dividir barrios existentes y formar nuevos, uno referido a Hibepa y otro a Islas Malvinas.

El primer pedido, de marzo del año pasado, es para separar a Hibepa en los tres sectores que le dieron el nombre: Hipódromo, Belén y Paraíso. La otra presentación ingresó en noviembre y apunta a crear un barrio nuevo dentro de Islas Malvinas que nuclee a los asentamientos Cordón Colón, Espartaco, Arias, Aluvional y Yupanqui.

Las 49 vecinales se multiplican

Muchos barrios oficiales de la ciudad se constituyeron a partir del agrupamiento de planes de vivienda y urbanizaciones independientes, que hoy siguen manteniendo su identidad. Según el Sistema de Información Territorial del Municipio, entre barrios cerrados, clubes de campo, asentamientos irregulares, loteos particulares y planes de viviendas, hay en la ciudad 220 barrios “no oficiales”.

“Neuquén va a cambiar muchísimo”

Eduardo Trombert. Direc. de Sociedades Vecinales: ¿Qué se necesita para oficializar un nuevo barrio?

Para crear uno nuevo se tienen que juntar vecinos con domicilio en el barrio y tener un mínimo del 50% del padrón electoral de ese sector. Después se presentan en el Deliberante con el pedido y ahí empiezan todos los trámites.

¿Qué pasa con los que crecen fuera de los límites de los barrios actuales?

Cuando se construyen viviendas nuevas, siempre empiezan formando parte de una vecinal que ya está constituida, se las incluye.

¿Considera que se avecinan cambios?

Es inevitable, porque vamos camino al millón de habitantes, y no paramos de crecer. Neuquén va a cambiar muchísimo.

www.lmneuquen.com.ar