PROGRAMA USO RACIONAL E INTELIGENTE DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA: HELADERAS

Las heladeras nunca deben colocarse en huecos pues, si bien queda estético desde el punto de vista arquitectónico, técnicamente se impide que el calor expulsado por la parrilla trasera, que es extraído del interior de la heladera, se disipe rápidamente; esto hace que el equipo se sobrecargue y funcione más de lo correcto.

  • Su temperatura. Todas las heladeras poseen un control de temperatura, el cual regimagesula el frío en el interior del gabinete y por lo tanto el tiempo de funcionamiento. Estas condiciones varían según sea verano o invierno. Como los termostatos poseen un disco marcado de 1 a 9 (1 = menos frío y 9 = máximo), debemos utilizarlo sabiamente para economizar energía: a menos frío en invierno corresponde menos marcha de la heladera, y un punto medio en verano es una marca óptima.
  • Su mantenimiento. Debe evitarse la acumulación de hielo en el congelador, ya que esta anormalidad afecta el funcionamiento de termostato de corte y la marcha.

Debe controlarse el cierre hermético de la puerta. La misma posee un burlete elástico que impide la fuga de aire hacia o desde el compartimiento de alimentos; estas fugas traen aparejada la mayor marcha del equipo y como consecuencia un mayor consumo de energía.

Para controlar ese burlete se desliza una hoja de papel por todo el contorno, y en aquellos sectores donde el papel pasa con mucha facilidad se coloca, en el reverso de esa zona de burlete y por su cara interna, un suplemento de algodón.

Evite abrir y cerrar permanentemente la puerta de la heladera, pues demanda más consumo de energía.