UN GUIÑO PARA LAS REPRESAS NEUQUINAS

Suben cupo para las hidroeléctricas. El Senado nacional dio media sanción a la reforma de la ley 26190, que creó el Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes de Energía Renovables. El proyecto, que busca revitalizar un sector donde los avances fueron escasos en la última década, fue elaborado por el legislador chubutense Marcelo Guinle, pero incorporó aportes de otras propuestas que pululaban por la Cámara alta.

La norma, que ahora deberá ser tratada en Diputados, fija como objetivo lograr que un 8% de la matriz nacional de energía eléctrica sea aportado por fuentes renovables para el 2016 y alcanzar un 20% para el 2025.

Entre los cambios que se le hicieron al texto original hubo uno, que promovió la senadora neuquinsenado-de-la-nacic3b3n-argentinaa Lucila Crexell, que subió la vara para los desarrollos hidroeléctricos, con la intención de que queden alcanzados con beneficios varios de los proyectos elaborados por la provincia para la cuenca del río Neuquén.

La propuesta impulsada fue producto de un trabajo consensuado con la Agencia de Inversiones del Neuquén (ADI-NQN), que dirigen el ingeniero Pedro Salvatori y Luis Galiardi.

Según informó la legisladora, el inciso ‘b’ del Art. 4 de la reforma eleva el límite de potencia establecido para los proyectos de centrales hidroeléctricas, que pasó de 30 a 50 megawatt (MW). Los emprendimientos de esa capacidad contarán con incentivos impositivos y fiscales.

«El incremento del límite de potencia hasta los 50 MW da un margen importante para el ingreso al régimen de promoción previsto por la ley 26190, de aprovechamientos con alta bondad del recurso y bajo impacto ambiental que de otro modo quedarían excluidos», precisó Crexell.

«Esta ley permitirá no sólo viabilizar la llegada de grandes obras, sino también instalar centrales en pequeños y medianos aprovechamientos hidroeléctricos», destacó.

Crexell citó el caso de Colombia, que logró optimizar su matriz energética a partir de la construcción de represas hídricas y de esa manera pudo reducir su dependencia hacia los hidrocarburos. «La matriz argentina está apoyada casi en un 90% en recursos de origen fósil, no renovables. De ahí la necesidad de incentivar la generación de energía con fuentes alternativas para diversificar la matriz», expresó la senadora neuquina.

Los dos proyectos más cercanos a concretarse bajo esta nueva norma son los de Colo Michi Co y Los Guiones en la Alta Cuenca del Río Neuquén. Ambos están por desarrollarse con fondos de la Corporación Andina de Fomento.

Fuente; www.rionegro.com.ar