TIEMBLA LA TARIFA SOCIAL POR ALZA ELÉCTRICA

Tarifa social

La caída del subsidio nacional y la suba de tarifa complica a las provincias que tienen que hacerse cargo de pagar la tarifa social. Las provincias lo habían acordado con el Ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y lo había refrendado en la adenda del Pacto Fiscal. Sin embargo, el último acto de gobierno del ahora ex secretario de Energía, Javier Iguacel encendió las alertas en los tableros de control de buena parte de los gobernadores.

A partir del pacto fiscal las provincias y la Nación acordaron que los primeros comenzarían a hacerse cargo de la tarifa social de los servicios y del transporte mientras que el Gobierno postergaba la rebaja de sellos, subimos bienes personales y ganancias. Dicho documente establece que, en el marco de la reducción de subsidios nacionales destinados a los servicios públicos, a partir del 1 de enero de este año cada jurisdicción definirá la tarifa eléctrica diferencial en función de las condiciones socioeconómicas de los usuarios residenciales. Pero el incremento de 55% de los valores de la energía mayorista cambió las ecuaciones en varios de los estados subnacionales que ya llamaron a la Casa Rosada en busca de ayuda.

“Hay llamados, pero no hay vuelta atrás. fue lo que se acordó en el Pacto Fiscal y en la adenda y lo votó el Congreso”, explicó una fuente con despacho en Balcarce 50. “Fue un gran paso adelante el traspaso de transporte y energía a las provincias. Además, se les pasó los fondos y ahora también la responsabilidad”, agregaron.

Mientras en el chat de ministros de Economía provinciales se venía discutiendo sobre el tema el que decidió patear el tablero fue La Pampa que anunció que no podía cubrir los subsidios a la tarifa de la energía eléctrica que elimina la Nación. Esta decisión deja a 30.000 usuarios sin la ayuda que rondaba el 40% de la boleta y a los que, además, se le sumará el tarifazo que en La Pampa será de 60 por ciento.

Aunque la provincia no firmó el pacto fiscal y está enfrentada con la Casa Rosada, no fue la única que se puso en guardia. En especial por el aumento anunciado. Por ejemplo, Santa Fe tiene presupuestado 50% de la tarifa social del 2018 y aún no sabe cómo va a impactar el ajuste de la electricidad mayorista en sus cuentas. En Chaco no dudaron en afirmar que el incremento “impacta y fuerte. Estamos estudiando qué hacer”. Respecto a qué es lo que se puede hacer como preguntaba el funcionario chaqueño, Tucumán decidió a avanzar e ir por el camino judicial, estrategia similar a la que tomaron algunos de los municipios bonaerenses.

www.cronista.com