Tarifazo: la cooperativa eléctrica más importante del país anunció que no lo pagará

cooo

face2

 

En la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad (FACE) se realizó este viernes una conferencia de prensa, a las 10:30, en la sede nacional que la entidad tiene en Cerrito 146.

La conferencia estuvo a cargo de José Álvarez, presidente de la entidad, y Carlos Ciapponi,  titular de CALF, la cooperativa eléctrica más importante del país. Los anuncios de la conferencia estuvieron ligados a una medida de las cooperativas en contra de los aumentos tarifarios eléctricos en el mercado mayorista.

 

Finalmente, hoy, en la conferencia el anuncio fue formalizado y, además, contó con el aval de FACE, la federación que nuclea a todas las cooperativas del país.

 José Álvarez, presidente de Face, expresó ante Ansol: “Hacemos una defensa irrestricta a Calf y a las 240 cooperativas que representamos”.

“No hay justificación económica, técnica ni social para el aumento que quieren hacer. Nuestra factura es de 100 millones. La quieren llevar a 150 millones. Es imposible”, expresó ante Ansol, Carlos Ciaponni, de CALF. 

También estuvo presente en el anuncio, Ricardo Airasca, Presidente de la Comisión de Política Energética.

Resta conocer, si otras cooperativas eléctricas se sumarán a esta medida, aunque no todas compran la energía a Cammesa.

CALF es la más importante de las cooperativas eléctricas del país, que representan al 80 por ciento de las distribuidoras. En ese marco, se dio este jueves una reunión de mesa chica en FACE, federación que nuclea a 240 cooperativas del sector.

Ciapponi acusa que la compra de energía pasó de ser el 30% de los costos, a ser el 70%. “Los costos son inviables para nosotros y para los usuarios”, dijo en diálogo con ANSOL.

Ciapponi es la cara visible de un sector de distribuidoras eléctricas cooperativas que se opone al tarifazo eléctrico. En los últimos días, ya había adelantado en distintos medios que CALF no iba a pagar a Cammesa (empresa que regula el mercado mayorista) el aumento en el valor de la energía que compran las distribuidoras, argumentando que “no estamos en condiciones de trasladar ese ajuste al usuario final”.

Fuente: Ansol