Se escuchó el reclamo de CALF pero aún falta

carlos 3

El gobierno nacional dispuso reducir en un 50 % las multas que aplica CAMMESA a las distribuidoras por demoras o incumplimientos en los pagos de la energía comprada.

En sintonía con los reclamos que venía realizando Carlos Ciapponi, presidente de CALF sobre el abusivos punitorios e intereses que cobra la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrica SA (CAMESA), el gobierno nacional a través de la Resolución 148 del 17 de julio de este año resolvió reducir en un 50 por ciento los recargos que se aplicaban por el pago fuera de término de los consumos eléctricos.

Al analizar esta medida, Ciapponi indicó que atiende a una parte de los que veníamos reclamando, pero que la medida de fondo que resolvería el problema es retornar a los contratos a término para comprarle directamente a las generadoras en forma directa sin pasar por CAMMESA.

Sobre la situación del mercado eléctrico, Ciapponi explicó que “mientras desde la Cooperativa se buscaban alternativas y mecanismos de financiación para resolver el problema que tienen nuestros usuarios para hacer frente al pago de la factura, del otro lado del mostrador, es decir con nuestro proveedor no se habían tomado ninguna medida. Hacemos distintos tipos de propuestas a CAMMESA y recordemos que la compra de energía se lleva el 60 por ciento del presupuesto de Calf.

Acotó que “arrancamos pidiendo que difieran el vencimiento de la factura, para que no nos apliquen las multas y los intereses que aplican por los procedimientos. La multa a los 12 días es de 10 % del monto de la factura. En una factura de 160 millones de pesos son 16 millones de pesos  y que a los 10 días te mandan la factura con la multa. Y luego te aplican los intereses, que es la tasa activa del Banco Nación de descuento de documentos comerciales, que ahora es del 60 por  ciento.”

Sobre la alternativa para solucionar este tema, el presidente de CALF consideró que “lo que se olvidan es que, nosotros hoy solo podemos comprarle energía a los generadores a través de CAMMESA, pero la ley prevé otro tipo de forma de compra, y es a través de los contratos a término. CALF ya lo hizo en varias oportunidades. Si hoy pudiéramos comprarle directamente a la central Planicie Banderita, nos ahorraríamos un 40 por ciento del costo de la energía. Y ellos lo tienen suspendido. Ya que suspendieron el mercado a término que suspendan también el cobro de las multas y de los intereses. Eso es totalmente arbitrario y es por lo que hoy estamos reclamando. Que se abran los contratos a término, porque nos permitiría negociar directamente con la generadora y seguramente no se van a aceptar semejantes intereses y multas además del precio de la energía seguramente sería más barato.”

“Para que se entienda. Mientras que Planicie le entrega a CAMMESA el megavatio a 15 dólares, a los neuquinos nos lo venden a 72 dólares” sentenció.