SALTO GRANDE, YACYRETÁ Y EL TAMBOLAR, LAS REPRESAS ARGENTINAS QUE TIENE EN LA MIRA IMPSA

IMPSA

“IMPSA tiene un desarrollo tecnológico que la hace número 1 en el mundo para equipamiento de centrales hidroeléctricas. Es algo que venimos cultivando desde los últimos 40 años y seguimos apostando a desarrollos para el mercado mundial”, declara, confiado, Juan Carlos Fernández, CEO de la empresa, en diálogo con Energía Estratégica Argentina.

Tras ordenar sus cuentas, la mítica empresa de Enrique Pescarmona (quien conserva el 35% de las acciones luego de un acuerdo privado con acreedores) se dispone a competir fuerte tanto en el mercado argentino como en el exterior.

En el plano local, el anuncio de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande de renovar y modernizar el Complejo Hidroeléctrico de Salto Grande (1.890 MW) genera expectativas puertas adentro de IMPSA.

Según trascendió, el BID prestará 80 millones de dólares a Uruguay y Argentina para que se realice la obra. En estos momentos, las autoridades de la represa están en la elaboración de los pliegos técnicos y comerciales.

“Vamos a hacer nuestros mejores esfuerzos para poder participar de esa rehabilitación”, enfatiza el CEO de IMPSA, al tiempo que destaca: “nosotros venimos trabajando desde hace mucho tiempo con la gente de Salto Grande. Las máquinas originariamente son rusas y nosotros estamos bastante familiarizados con esta tecnología porque trabajamos con ellos en Piedra del Águila (1.400 MW)”.

Tensa disputa por Aña Cuá

Paralelamente, la compañía se encuentra disputando de manera ríspida y tensa con Voith la ampliación de Yacyretá, para el montaje de tres turbinas Kaplan (por 276 MW) que se instalarán sobre el brazo Aña Cuá.

De acuerdo al sobre de precios, la alemana hizo la oferta más competitiva: 99,6 millones de dólares contra los 116 millones de dólares que ofertó la UTE liderada por IMPSA.

No obstante, IMPSA está solicitando a la entidad binacional (EBY) que revise las ofertas porque las mismas fueron presentadas en abril del año pasado. Sostiene que ahora, tras la fuerte devaluación del dólar, la oferta de la empresa nacional termina siendo superadora: 80 millones de dólares. El resultado se conocerá el mes próximo.

“Nosotros seguimos explicándole a las autoridades por qué nuestra oferta es económicamente más favorable y entendemos que sería una injusticia que teniendo una tecnología superior, más barata, más del 60% del contenido argentino-paraguayo, generando empleo y trabajando en monedas locales no resultemos adjudicados”, expresa Fernández.

El Tambolar, definiciones en los próximos días

En donde IMPSA la tiene más fácil es en San Juan. En los próximos días las autoridades darán a conocer quién será el que se quede con la obra del embalse El Tambolar, de 70 MW, sobre el río San Juan.

Allí tienen chances dos conglomerados: una UTE integrada por Techint y Tesur; y otra conformada por Panedile Argentina SA, SACDE, Sinohydro, Petersen, Thiele y Cruz. El CEO de IMPSA destaca que han llegado a acuerdos comerciales con ambas UTEs para ser los proveedores de la obra.

www.ernergiaestrategica.com