REACTIVAN MICROCENTRALES HIDROELÉCTRICAS EN DESUSO

Centrales en desuso

El EPEN firmó un convenio con la Agencia de Inversiones de Neuquén (ADI-NQN). Buscan reparar y mejorar proyectos  que estén en marcha o paralizados.

Las autoridades del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) buscan meter mano para recuperar fuentes de energía renovable que están en desuso o aún en proyecto. Se trata de microcentrales hidroeléctricas que durante algunos años generaron electricidad o que fueron diseñadas para abastecer a pequeñas comunidades aisladas del interior provincial.

En esta oportunidad además proyectan mejorar las condiciones medioambientales en sintonía con los paradigmas de las energías sustentables.

Para avanzar en los proyectos el EPEN firmó un convenio con la Agencia de Inversiones de Neuquén (ADI-NQN). De la reunión participaron Francisco Zambón por el ente provincial y José Brillo por la agencia.

Zambón expresó que “en el EPEN contamos con una lista interesante de proyectos que en su momento lanzamos para la búsqueda de financiamiento y entendemos que a través de la ADI hoy se puede producir una coyuntura más propicia para lograr la generación de energía que se integre a la red eléctrica provincial”.

El plan trazado busca repotenciar o relanzar los aprovechamientos existentes, “asumiendo el cuidado del medio ambiente a través del cambio de la matriz energética”, explicaron.

El EPEN cuenta entre sus activos con una nómina de pequeños aprovechamientos hidráulicos tanto en estado de proyecto, como edificados y fuera de servicio. Es por ello que, a través del convenio, se acordó suministrar a ADI-NQN un listado de proyectos hidráulicos como también de sus antecedentes técnicos, de aquellas pequeñas centrales que hayan estado o que aún se encuentren en funcionamiento, para que se efectúe una priorización y un desarrollo de la factibilidad técnica y ambiental para la búsqueda de inversores que quieran desarrollarlos.

A diferencia de los grandes proyectos hidroeléctricos como Chihuido o, a menor escala, la central de Nahueve, los organismos provinciales buscan sumar energía en zonas aisladas. El avance de la generación distribuida permitirá agregar una red de proyectos al sistema general provocando una mayor cobertura y una reducción en el consumo general.

En números

900.000 kilowatt/hora generó la microcentral de Coyuco-Cochicó desde su puesta  en marcha.

El caso de Cochico: Un proyecto en marcha

La localidad de Coyuco-Cochicó al norte de la provincia, se abastece eléctricamente con una microcentral, construida sobre la margen del arroyo Alhueco, encargada de turbinar un tercio del recurso para restituir el agua nuevamente a su curso. Cuenta con un cableado de 4 km construido por el EPEN que llega a unas 40 familias. Ya generó 900.000 kilowatt/hora desde su puesta en servicio.

www.rionegro.com.ar