QUIEREN QUE LA SUBA DE LA LUZ SEA GRADUAL

Los concejales neuquinos recibieron la propuesta de incrementar la luz un 40% con moderación. Aunque la mayoría acuerda que es necesario actualizar la tarifa, también hay coincidencia en que deberán morigerar el impacto sobre los bolsillos de los vecinos. Desde varios bloques indicaron que una solución podría ser una suba gradual. El jueves, luego de que CALF pidiera un aumento tarifario del 50%, el Municipio hizo sus propios cálculos y concluyó que corresponde la suba, aunque sólo hasta el 40%. El proyecto se envió luego al Concejo Deliberante y serán los concejales los que terminarán definiendo el monto antes de fin de año. La presidenta de la comisión de Servicios Públicos y concejal del MPN, Laura Plaza, comentó que aunque aún no comenzó el tratamiento legislativo, “sabemos que hay un atraso en la tarifa de dos años, así que entendemos que hay que incrementarla”. Aclaró que en el MPN no están ni del lado de CALF con el 50 por ciento ni con el Municipio: “Vamos a definir el porcentaje con los números sobre la mesa”. Agregó que, “si es un 40 por ciento, no hay problema, aunque también se puede aplicar con un 20 y 20, que es otra alternativa”. Indicó que tendrán en cuenta las obras que faltan en la ciudad para determinar la suba y, por eso, el martes o miércoles “el bloque va a reunirse para fijar su postura, a partir de un informe de las autoridades de CALF”. Fernando Schpoliansky, de UNE-Neuquén Puede, se diferenció de su par. “El 40 por ciento nos parece excesivo en un contexto de inflación y cuando todavía están por llegarles a los vecinos los aumentos del gas”, planteó. Sin embargo, coincidió con Plaza en que “si ese monto se justifica, quizás haya que hacerlo progresivamente, en cuotas, revisando el plan de obras”. Sebastián Gamarra, de Participación Ciudadana, también anticipó que buscará “amortiguar un poco el impacto del incremento, quizás con un subsidio municipal sobre la tarifa o también puede ser con una gradualidad”. www.lmneuquen.com.ar