POR EL RIESGO PAÍS, CAYERON LAS DOS MAYORES OBRAS DE ENERGÍA

Mequinenza

Al igual que el gasoducto de Vaca Muerta, el Gobierno también postergó la licitación para construir una línea de transmisión eléctrica de 490 kilómetros con formato PPP

Al igual que el nuevo gasoducto para Vaca Muerta, el Gobierno prorrogó este jueves la licitación de la primera línea de transmisión eléctrica con formato de Participación Público – Privada (PPP).

Se trata de la Etapa I del programa, que pretendía construir 8 nuevas líneas de transporte de electricidad por unos 3000 kilómetros en todo el país, con una inversión cercana a los u$s 2500 millones.

Así, será el próximo Gobierno quien adjudique el tendido de 490 kilómetros de la Línea de Extra Alta Tensión en 500.000 voltios (500 kV) que iba a correr entre la Estación Transformadora (ET) de Río Diamante, Mendoza, y la nueva ET en Charlone, Buenos Aires, junto a otras ET y obras complementarias en 132 kV.

Mediante un aviso oficial de la Secretaría de Energía, quedó definido que el 5 de marzo de 2020 a las 17 será el deadline para efectuar consultas y el 31 de marzo vencerá el plazo para la presentación de ofertas y se abrirán los sobres.

A diferencia de la postergación del ducto entre Tratayén (Neuquén) y Salliqueló (Buenos Aires) para trasladar la creciente producción de gas natural desde Vaca Muerta, esta obra ya viene con demoras desde hace un año y medio, cuando empezó la crisis financiera en el país.

Y aunque no hubo razones oficiales para la prórroga, el alto costo de financiamiento es el único motivo para que siga en stand by.

En cualquier caso, los dos proyectos de infraestructura energética (gas y electricidad) más importantes de este Gobierno los terminará realizando la gestión de Alberto Fernández apenas consiga bajar el costo del financiamiento para la Argentina y sus empresas.

La intención oficial era tener listo el gasoducto de Vaca Muerta para principios de 2021 y reducir o eliminar las importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) en el invierno.

Uno de los empresarios más ricos del país, interesado en construir el caño con algún socio para evitar la integración vertical de su negocio, planteó en reserva que fue “malísima” la decisión oficial de continuar pateando para adelante la licitación, aunque también entendió que no están dadas las condiciones.

En off the record, este hombre de negocios expresó que esperará que el próximo jefe de Estado aporte precisiones y garantías para avanzar en la adjudicación de esa obra.

La palabra oficial

Fuentes de Energía que pidieron anonimato aseguraron a El Cronista que la postergación de la licitación de la primera nueva línea de transmisión fue a pedido de los oferentes, ya que ningún privado podría conseguir financiamiento a tasas bajas en este contexto.

Aunque no confirmaron interesados, habría empresas chinas buscando socios locales e incluso adelantaron que podría abandonarse el formato PPP y que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) podría ayudar.

La línea Río Diamante – Charlone se conectará en una segunda etapa con la nueva ET de Plomer en el partido bonaerense de General Las Heras.

La idea es reforzar el anillo urbano y evitar sobrecargar las subestaciones de General Rodríguez, Ezeiza y Abasto.

Más adelante, Río Diamante – Charlone permitiría transportar energía térmica e hidráulica del norte patagónico y de Cuyo y también importar energía hidroeléctrica de Chile.

Asimismo, la nueva línea Vivoratá – Plomer, también pendiente, trasmitiría la energía eólica de la Patagonia.

www.cronista.com