PIDEN ACELERAR PRUEBAS CONTRA EL APAGÓN PARA EVITAR SUBIDAS DE LOS RÍOS

La AIC pidió ser parte de la coordinación de las maniobras en las hidroeléctricas luego de tener que erogar hacia el río Neuquén porque una prueba sacó de servicio a Planicie Banderita.

Desde la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) no quieren volver a tener problemas por las pruebas en el complejo hidroeléctrico Cerros Colorados con las que se buscan evitar nuevos apagones, por lo que solicitarán ser informados antes de que se realicen las maniobras y que la fecha límite sea comienzos de diciembre, antes de que comience la época de riego.

El problema con el que el organismo se encontró esta semana fue la salida de servicio de la hidroeléctrica Planicie Banderita, que es parte del complejo Cerros Colorados. Para nivelar el agua se decidió abrir el vertedero de Portezuelo Grande para así mantener la erogación del dique El Chañar. Esto provocó que el río Neuquén incrementara su caudal de 12 metros cúbicos por segundo (m3/s) a más de 60.

Si bien no hubo problemas con la línea de ribera porque está ubicada para un caudal de 210 m3/s, dos cosas preocuparon a la AIC: algún posible accidente por alguna persona que está acostumbrada a caudales bajos y la turbiedad del agua que podía llegar a casas de Añelo, San Patricio del Chañar, Centenario, Vista Alegre, Cinco Saltos, Cipolletti y Neuquén.

Sin embargo, este imprevisto hubiera causado inconvenientes mucho peores durante el verano, cuando los caudales son mayores por el riego. Por eso, informó Elías Sapag, representante de Neuquén en la AIC, el organismo quiere ser parte de la coordinación de las pruebas y evitar que se realicen entre diciembre y marzo.

Sapag explicó que están a la espera del informe de Orazul, la firma que tiene la concesión de Cerros Colorados hasta 2023, sobre la causa de la falla que estaría vinculada a una prueba de «arranque en negro», o sea energizar la bobina de la turbina de forma directa e independiente cuando hay un corte.

Este fue uno de los problemas que se vivieron durante el apagón nacional del día del padre, el 16 de junio pasado, cuando ni Planicie ni El Chocón arrancaron.

En la región las miradas apuntaron a las inversiones que debe realizar Orazul, firma que fue vinculada a Nicolás “Niky” Caputo, amigo del presidente Mauricio Macri. La empresa pertenece al fondo de inversión I Square Capital que compró en 2017 a Duke Energy el complejo, venta que resultó llamativa ya que se hizo a tan solo cinco años del vencimiento de la concesión.

Sin embargo, la preocupación que aqueja a la AIC es que vuelva a fallar una prueba de arranque en negro y nuevamente se tenga que liberar caudal sin posibilidad de realizar tareas de prevención previas.

Sapag aseguró que el organismo cuenta con el aval de la mayorista de electricidad, Cammesa, para pedir ser parte de la coordinación de las maniobras.

Si obtienen el visto bueno, la participación de la AIC brindara más transparencia en esta clase de maniobras que quedaron como uno de los centros de debate luego del apagón.

www.rionegro.com.ar