LAS COOPERATIVAS SE PLANTAN FRENTE AL RECLAMO DE MACRI

El presidente sostiene que la tarifa final de electricidad se encarece con los cargos que incluyen empresas como CALF o CEB y las tasas municipales al servicio. En Neuquén, Ciapponi retrucó: en tres años la tarifa mayorista subió 2.500%.

Los aumentos en las tarifas de los servicios públicos son un constante dolor de cabeza para el gobierno de Mauricio Macri. El inicio del año electoral parece sumar presión al tema y las búsquedas de responsables amenazan en convertir el escenario nacional en una caza de brujas. Esta semana el presidente volvió a la carga contra las cooperativas eléctricas y anticipó que solicitará la eliminación de los ítems que no estén relacionados directamente con el servicio.

La medida afecta en la región a siete cooperativas: CALF en Neuquén, CEB de Bariloche, Cearc de Río Colorado, Plottier, Copelco en Cutral Co y Plaza Huincul y CEEZ de Zapala.

Pero no es la primera vez que Macri se refiere al tema a través de sus redes sociales. En noviembre reclamó desde su cuenta en Twitter que aclararan sus métodos de facturación discriminando el consumo eléctrico de otros servicios que pudieran prestar. La medida fue regularizada a través del Inaes (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) y se otorgó un plazo de 30 días.

Ahora volvió a la carga contra las cooperativas y además incluyó a los municipios. “Vamos a terminar de una vez por todas con estas avivadas, apoyados en la normativa que prohíbe sumar cargos a la boleta de electricidad”, escribió el presidente y agregó que se trata de un “abuso injustificable” que “puede elevar el monto a pagar de la boleta de luz más de un 50% y en algunos casos hasta más de 80%”.

Macri volvió a referirse al tema luego de una resonante reunión entre el presidente de la cooperativa CALF, Carlos Ciapponi, y el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui. El neuquino le transmitió que no trasladaría el nuevo aumento aprobado por Nación con el argumento de que ese incrementó, que completaría una suba del 2.500% en tres años, terminaría por romper la cadena de pagos al elevar al 40% el porcentaje de usuarios (36.000 clientes) con problemas de pagos.

El costo mayorista del megavatio hora (MWh) fue en enero de 2.286 pesos, pero se trasladaron a los usuarios 1.486 (la diferencia son subsidios). Hace dos años esos valores eran de 1.023 (123% más) y 333 pesos (346% más) por MWh, respectivamente.

El gerente general de la CEB barilochense, Federico Lutz, no ve mal que se apliquen “precios reales del mercado”, pero considera que “es difícil trasladar esos costos con la actual estructura tarifaria” que no permite subsidios entre los que utilizan la electricidad para generar una ganancia y los sectores más postergados.

Ciapponi dijo que “son muchas las cooperativas eléctricas que le suman a las boletas de electricidad gastos que no corresponden al consumo de los usuarios. La lista de agregados es escandalosa y va desde las tasas municipales, la televisión digital o los postes, hasta sepelios o el pavimento”, pero el único costo extra que se incluye en la boleta de CALF es el de sepelios: un ítem voluntario de 150 pesos mensuales para el grupo familiar.

Los precios finales de la electricidad crecieron en todo el país. Más se incrementaron en los lugares donde las distribuidoras también recibieron subas.

En cambio, la CEB añade en un talón B la facturación del saneamiento en los sitios donde hay cloacas, además de cargos para financiar el déficit.

Cuadro aumentos

Intendentes

Macri también apuntó contra los intendentes. Siempre desde su cuenta de Twitter aseguró que “los municipios hacen estos agregados para forzar a los usuarios a pagar y esconder o confundir sus propios gastos, ocultándolos en la boleta de luz”.

El primero que salió a contestarle fue Horacio Quiroga, uno de sus aliados. “Primero, Neuquén no tiene déficit como si lo tiene el gobierno nacional; segundo, nosotros cobramos tasas de alumbrado público y si la eliminamos la tiene que pagar el Municipio y tercero, lo que recaudamos lo invertimos en obra”, indicó en declaraciones periodísticas.

El intendente le pidió al presidente que “afine el lápiz” en el impuesto al valor agregado (IVA) y en Ganancias.

En la factura final también hay cargos por la ley de cheques.

Ciapponi se mostró de acuerdo con la posibilidad de quitar las tasas municipales de las facturas, pero explicó que es no es el principal problema. “Es una opinión porque eso es facultad del poder concedente que es el Municipio. Ayudaría, pero en realidad el problema es que el precio de la electricidad aumentó un 2.500% desde 2016 a la fecha”, cerró.

Federico Lutz y la economía social

“Obras como llevar energía a Villa Mascardi o la zona sur de Bariloche no se podrían hacer si se dejara de aplicar el factor de la economía social”.

“La señal es manifiestamente tendenciosa con el único objeto de alterar el vínculo jurídico político existente entre las cooperativas y sus concedentes y reguladores”.

Una consultora analizará para Nación la tarifa de Edersa

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), una empresa mixta que es controlada por la secretaría de Energía de la Nación y que maneja el negocio mayorista de la energía, contrató a una consultora para que analice la tarifa de Edersa. La idea es demostrar que, como aduce la empresa y la cámara del sector, los precios de la distribuidora no reflejan los verdaderos costos de operación del sistema.

El gobierno de Alberto Weretilneck mantiene una política de virtual congelamiento de la tarifa de Edersa (sólo modificada por algunos reconocimientos en el costo laboral de la compañía). El entonces secretario de Energía Javier Iguacel había intentado sin éxito mediar entre la empresa, del Grupo Neuss, y el gobierno provincial. Luego la cámara que agrupa a los distribuidores de electricidad, Adeera, pidió a Cammesa que intercediera. Este último reclamo fue el que, aparentemente, disparó la decisión de contratar a Tecnolatina, una consultora que conoce el mercado rionegrino porque fue llamada por el ente regulador provincial para estudiar la tarifa de la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB).

“Cammesa indica que la realización del informe no pretende desconocer la autonomía jurisdiccional de las provincias en materia de determinación de tarifas eléctricas, siendo que el mismo sólo busca aportar información complementaria que facilite el cumplimiento de las funciones de Cammesa como administrador del mercado eléctrico mayorista”, se aclaró en un aviso publicado el lunes.

Las conclusiones de la consultoría “serán puestas a disposición de la población de la provincia de Río Negro así como de los organismos públicos competentes a final de hacer conocer si existe diferencia entre la tarifa efectivamente otorgada por el poder concedente y avalada por el ente regulador que Edersa ha facturado a los usuarios y la que corresponde según su contrato de concesión, para el cumplimiento de todas las obligaciones que el mismo le confiere a Edersa”, añade la comunicación.

No hay antecedentes, en el cuarto de siglo que lleva de regulado el mercado, de una acción así de un organismo que no es regulador, como Cammesa, sobre una jurisdicción que no le corresponde.

Dudas sobre la independencia de las jurisdicciones

En el sector eléctrico hay dudas sobre la implementación de los cambios anunciados por el presidente Mauricio Macri. Nación no tiene injerencia sobre las provincias (y menos aún sobre los municipios) que son poder concedente. En noviembre Macri ordenó al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social que instruyera a las cooperativas para que ordenen los cargos en sus facturaciones. El organismo estableció un plazo de 30 días para que se cumpla con el planteo, algo que se completó.

El reciente pedido parece incluir mayores complejidades para su aplicación. Hay contratos de concesión vigentes que permiten el cobro de tasas por uso de espacio aéreo y alumbrado público. En el caso de Neuquén suman un 7% entre ambos.

Alcance

6 cooperativas de electricidad funcionan en las provincias de Río Negro y Neuquén. CALF y la CEB son las más grandes.

2 empresas se reparten el resto del mercado: la privada Edersa en Río Negro y la estatal EPEN en Neuquén.

www.rionegro.com.ar