LAS ALTAS TEMPERATURAS VUELVEN A PONER A PRUEBA AL SISTEMA ENERGÉTICO NACIONAL

La instalación de las altas temperaturas durante el verano vuelve a poner a prueba al sistema energético nacional, en medio de la emergencia dictada por el Gobierno nacional por dos años. Aunque todavía se está lejos de las marcas históricas para los días hábiles, el sábado pasado el consumo eléctrico rozó el máximo para ese día del fin de semana.

El récord de potencia para un sábado se registró el 18 de enero de 2014, cuando el Sistema Argentino De Interconexión (SADI) llegó a 21.866 megawatts a las 15, según datos oficiales de Cammesa. El sábado pasado -último día del 2016- la demanda alcanzó los 21.863 MW a las 14.30, cuando el termómetro marcó una sensación térmica de 40,8 grados.

El máximo de un domingo sucedió el 27 de diciembre de 2015, con 21.973 MW de exigencia a las 22:33.

El pico de consumo para un día hábil ocurrió el 12 de febrero del año pasado a las 14:35, con la potencia en 25.380 MW. Ese viernes a las 9 la temperatura había superado los 30° en Capital Federal y por la tarde la térmica despuntó los 40°. A las 13.30 en Santa Fe se registraron 62,5° de sensación, aunque luego el Servicio Meteorológico (SMN) aclaró que fueron 45°.

La emergencia que decretaron Mauricio Macri y el ministro Juan José Aranguren rige hasta diciembre de 2017, por la situación «precaria» que enfrenta el sistema de distribución. Se estima que la capacidad máxima de oferta propia para todo el país hoy no supera los 24.100 MW, aunque desde el Ejecutivo planean elevarla a 26.000 MW.

Este domingo, el primer día del año, a las 21:45 el total disponible alcanzó los 19.275 MW, de los cuales 358 los aportó la producción nuclear; 13.312 la térmica; 5.502 la hidráulica; apenas 88 la renovable y 15 se importaron de Paraguay. En ese momento la reserva rotante de energía para incorporar de inmediato era de 1.388 megas, sin contar las compras disponibles a Chile, Brasil y Uruguay.

Con el afán de lograr la supervivencia del sector tras dictar la emergencia, el Gobierno nacional ordenó el tarifazo, condonó deudas por más de $ 19.000 millones a las empresas eléctricas y gasíferas y lanzó un escueto programa de consumo de energía responsable. «Hoy estamos al borde de un colapso», admitió Aranguren cuando anunció la firma del Decreto N° 134/15.

Con temperaturas superiores a las registradas en 2015, en noviembre último cayó 0,9% la demanda eléctrica en el país, según la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec). La entidad explicó que la baja del consumo se registró en los usuarios industriales (-5,8%), mientras que los residenciales y comerciales presentaron una suba de 0,2% y 7,7%, respectivamente. A pesar de esta baja por el cierre de fábricas y disminución de la producción local, en los 11 meses de 2016 se acumuló una suba interanual del 0,8% en el consumo de energía. Las provincias que más incrementaron su necesidad de energía son San Juan, Catamarca, Misiones y La Rioja.

Los datos oficiales revelan que en 2003 había cuatro cortes por persona, mientras que en 2014 hubo 7,5 cortes por usuario por año. En ese mismo período la duración de los apagones de referencia pasó de 6 a 33 horas al año por usuario.

El cambio de año y las altas temperaturas en el país ya provocaron algunos cortes. Faltó la luz en la zona norte de La Plata, en la localidad mendocina de Las Heras y en diversos sectores de la ciudad de Córdoba. Edenor y Edesur registraron el fin de semana un total de 89.470 viviendas sin electricidad, según informó el ENRE. Los partidos más afectados fueron José C. Paz, La Matanza y Escobar, en la zona norte, y Avellaneda, Lanús y Esteban Echeverría, en la zona sur. Amenizó que las Fiestas cayeron en fin de semana.

El reporte trimestral que elaboró el SMN para enero, febrero y marzo de 2017 y que fue presentado el 28 de diciembre pasado anuncia un verano más caluroso. «Se prevé mayor probabilidad de ocurrencia de temperatura superior a la normal (+0,5°) en la región del NOA, Cuyo, provincias de Córdoba, La Pampa, Buenos Aires y norte y centro de Patagonia; normal o superior a la normal en la provincia de Entre Ríos, este de Santa Fe y sur de Patagonia; normal en el norte y noreste del país».

www.ambito.com