LA POBREZA AUMENTÓ AL 27,3% Y MACRI RECONOCIÓ QUE VA A SEGUIR SUBIENDO

Creció 1,6% en el primer semestre del año y alcanza a más de 11 millones de personas. Además, la indigencia llegó a 4,9%.

La medición no refleja lo más duro de la crisis, pero empieza a mostrar las consecuencias. El Indec informó ayer que la pobreza llegó en el primer semestre del año al 27,3%, un 1,6% más alta que la de la segunda mitad de 2017. La indigencia fue de 4,9%, 0,1 punto arriba.

Pobreza_Cuadro

La medición registra la pobreza en 31 conglomerados urbanos. Si se proyecta a la totalidad del país, se estima que 11.1 millones de argentinos viven por debajo de la línea de la pobreza.

Los datos fueron presentados ayer en la Casa Rosada por el presidente Mauricio Macri: reconoció que “no es una noticia fácil” y admitió que la pobreza va a seguir subiendo: “Las mediciones de marzo y septiembre (de 2019) también van a mostrar retrocesos”, dijo.

La percepción de Macri es correcta: se estima que en el segundo trimestre la pobreza ya estaba próxima al 30%. En el primer trimestre era sensiblemente menor: 25,5%, según esas estimaciones. Hasta la crisis, y desde el segundo trimestre de 2016, la tendencia era declinante.

La crisis cambiaria arrancó a finales de abril: desde entonces se disparó la inflación y cayeron los ingresos de los trabajadores registrados y de los informales. Junto con una fuerte caída en la producción –agravada por la sequía– los últimos datos de empleo registran una desocupación de casi 10 puntos y una insuficiente creación de nuevos empleos.

“Todo lo que hacemos tiene un único objetivo: lograr que cada vez más argentinos puedan salir de la pobreza”, dijo ayer el presidente. “Redoblo mi compromiso, aseguró. Una de las consignas con las que llegó Macri a la presidencia fue “pobreza cero”. Pero es posible que finalice su mandato con un índice superior de pobreza que con el que asumió.

www.rionegro.com.ar