LA DEMANDA ELÉCTRICA DE COMERCIOS E INDUSTRIAS CAYÓ 4,6% DURANTE MAYO

NQN 13-05-2019 RECORRIDA ESTACION TRANSFORMADORA NEUQUEN NORTE

La contracción publicada por Cammesa fue la más moderada en lo que va del año.

La demanda eléctrica de comercios e industrias mostró una caída de 4,6% interanual en mayo, según los números publicados por Cammesa. El dato da cuenta de que la actividad de ambos sectores continúa en el pozo, en el marco de la fuerte recesión, pero parece confirmar que de a poco las bajas interanuales serán cada vez menores desde lo estadístico, en parte porque empiezan a compararse con meses de fuerte recesión y también por el leve repunte del consumo que se espera para los meses de campaña electoral.

La actividad económica en general y la industria y el comercio en particular, que dependen más del golpeado mercado interno, están en un momento que puede ser bisagra. Se espera que sus caídas toquen piso y lleguen a una etapa de estancamiento o incluso leves repuntes en la comparación de cada mes contra su predecesor.

En abril, la caída había sido de 8%; los números parecen confirmar que se modera el desplome

El miércoles de la semana que viene el Indec publicará el Estimador mensual de actividad económica (Emae) de abril, dato clave en el que se verá si el agro alcanzó para contrarrestar el flojo desempeño del resto de la economía. Hay proyecciones divididas: en general, los analistas prevén que haya una mejora contra marzo, pero las dudas están puestas en qué tan sostenible será eso hacia adelante.

En cambio, el ICAE de la UTDT, indicador que busca predecir lo que dará el Emae, proyectó una caída de 0,55%. Para la Fundación Germán Abdala, la contracción fue de 0,1%. Ahí juega la metodología de medición de cada indicador. El Emae podría dar positivo por una mayor ponderación del agro. En cualquier caso, la cosecha es pura estacionalidad, por lo que no hay certezas para el indicador que busca moderar esos factores.

Los datos oficiales de la actividad industrial van un mes adelantados respecto del Emae. El último publicado fue, justamente, el de abril, que dio una caída de 8,8% interanual pero una recuperación parcial desestacionalizada de 2,3% contra marzo. Para mayo las expectativas indican que habrá algo más de repunte parcial. La economista de LCG, Julia Segoviano, afirmó al respecto: “Durante los próximos meses seguirá observándose una caída interanual, pero sería dable esperar que el indicador mejore debido a menores bases de comparación”.

Aunque también agregó: “Las expectativas continúan siendo magras. Con la baja demanda en el mercado interno, las tasas altas y Brasil que continúa corrigiendo su proyección de crecimiento a la baja, no se esperan grandes variaciones ni una reactivación importante. La falta de una tracción exportadora importante perjudica especialmente al sector automotriz, cuya baja es pronunciada. Se espera estabilidad para este mes pero no fuertes mejoras”.

La expectativa es que la actividad se estabilice en los próximos meses pero sin despegue

El dato de la demanda eléctrica es el primer indicador de lo que ocurrió en mayo. Efectivamente se registró una contracción, del 4,6%, pero algo más moderada que la de abril, que había sido de 8% para el total de comercios e industrias. Hacia adentro se ve que los grandes establecimientos sufrieron una caída de 7,4%, y los más pequeños, una de 1,7%.

Tal como publicó ayer BAE Negocios, durante la era Cambiemos la destrucción de puestos en la industria llegó a los 135.000 empleos.

www.baenegocios.com