EL OTOÑO, NI CERCA: ESPERAN MÁXIMAS DE HASTA 33 GRADOS

Es el tiempo de la despedida para los cálidos días de verano. Sin embargo, aunque el otoño está tocando la puerta, parece que el calor tiene toda la intención de quedarse, al menos por unos días más. La tarde de ayer tendrá sus réplicas durante esta semana cuando el termómetro registre máximas de hasta 33 grados. Según el pronóstico extendido de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), se espera un cielo completamente despejado y una leve presencia de los vientos, con ráfagas de hasta 20 kilómetros por hora. A partir de mañana las ráfagas ascenderán a los 31 kilómetros por hora y a los 37 el sábado, anticipando la tormenta. Por su parte, la temperatura se mantendrá en los 31 grados hoy y mañana, para ascender levemente el miércoles y el jueves cuando la máxima llegue a los 33 grados. Una formación de nubes cubrirá parcialmente el cielo del viernes, acompañada por un descenso de temperatura hasta los 30 grados. Las condiciones podrían cambiar el fin de semana, dado que se espera tiempo inestable con formación de tormentas, lluvias débiles y ocasional granizo. La máxima del sábado será de 28 grados, con importantes ráfagas del sudeste que llegarán a los 37 kilómetros por hora. www.lmneuquen.com