EL MUNDO APAGARÁ LA LUZ EL SÁBADO DURANTE SESENTA MINUTOS

Se busca, como desde 2007, generar conciencia sobre la grave amenaza del cambio climático. Un cambio climático es el que está atribuido, directa o indirectamente, a la actividad humana, altera la composición de la atmósfera mundial y se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos comparables, según la Convención Marco de la Organización de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Puede tornarse peligroso cuando amenaza severamente a las sociedades, sus economías y el mundo natural.

Concretamente, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) define como cambio climático peligroso al aumento de la temperatura media de la superficie global por encima de los 2º C (tomando como base los inicios de la Revolución Industrial).

La Hora del Planeta, una iniciativa global que convoca a un apagón eléctrico de una hora en casas, empresas y dependencias públicas para protestar y generar conciencia sobre ese fenómeno, se realizará este sábado en cientos de ciudades del mundo. La iniciativa es coordinada por la Organización Mundial de Conservación, que invita a personas, gobiernos y empresas a apagar la luz entre las 20.30 y las 21.30, según la hora local de cada país.

El apagón voluntario se realiza el último sábado de marzo de cada año desde 2007 y busca «concientizar a la sociedad sobre la necesidad de adoptar medidas frente al cambio climático y las emisiones contaminantes, así como sobre el ahorro de energía y la disminución de la contaminación lumínica», explicaron los organizadores en su página web.

En Argentina 21 ciudades confirmaron su participación en esta nueva edición.

La iniciativa surgió en Sidney, Australia, y convocó el primer año a dos millones de personas.

En 2010, más de 125 países de los de todos los continentes, incluida la Antártida, participaron de la campaña. Se apagaron más de 1.300 monumentos y edificios emblemáticos, entre ellos, el Obelisco porteño.

En 2016 se llegó a un récord con cientos de millones de personas en más de 7.000 ciudades de más de 170 países de todos los continentes, que apagaron sus luces para demostrar que el cambio climático «es una problemática que importa».

La iniciativa de WWF, representada en el país por la Fundación Vida Silvestre Argentina, pretende demostrar que es posible una acción conjunta entre los diversos estamentos de la sociedad contra el cambio climático. En Argentina, en la edición de este año ya confirmaron su participación 21 ciudades como Bahía Blanca, Pergamino, Junín, Olavarría, Tigre, San Isidro, Godoy Cruz (Mendoza), Los Antiguos (Santa Cruz), Choele-Choel (Río Negro), Huanchillas (Córdoba) y Colonia Santa María (La Pampa), entre otras.

El año pasado, en tanto, 39 municipios de 15 provincias, y Salta y San Luis en su totalidad participaron de la propuesta.

El mensaje que se utilizará este año será «En esta Hora del Planeta, ilumina al mundo con una Acción Climática» y el hashtag escogido para promoverla en las redes sociales es #ActuaPorElClima.