LA ELECTRICIDAD MATA: PARA TRABAJAR NO HAY QUE PERDER LA VIDA

seguridad 2

Además de indispensable en nuestra vida cotidiana, la electricidad es peligrosa para nuestra integridad física. De hecho, cuando pasa por el cuerpo humano, la corriente eléctrica produce desde quemaduras externas hasta la muerte por asfixia o paro cardíaco.

Según un trabajo de la  Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) y con apoyo de la UOCRA, en la última década y de acuerdo a las estadísticas oficiales, el número de accidentes ocasionados por la corriente eléctrica ha alcanzado alrededor de 12.000 lesiones. Las principales causas de los mismos en general se relacionan con aspectos derivados de la organización del trabajo, agravados por la falta de información y formación sobre los riesgos a los que las personas están expuestas y la forma de prevenirlos.

Ello indica que, si hubiera mayor inversión en actividades de Prevención, de manera que se realicen mejoras en las condiciones y medio ambiente de trabajo y se dotara a los trabajadores de los conocimientos necesarios, se reduciría significativamente los daños a la salud provocados por situaciones de riesgo que en muchos casos llegan a ser inadmisibles.

Para el logro de este objetivo y su sustentabilidad en el tiempo, sería conveniente además, implementar un sistema de gestión de la salud y seguridad en el trabajo, que, entre otros resultados, posibilitaría disminuir tantos costos sociales y económicos provocados por los infortunios laborales.

Por eso resulta de suma importancia tomar la mayor cantidad de recaudos posibles, no solo en nuestro hogar sino mucho más en la calle cuando se debe trabajar en cercanías de líneas eléctricas.

La recomendación más elemental es que no se deben tocar las instalaciones eléctricas ni trepar a los postes que sostienen la red eléctrica.

Los tendidos aéreos de media y alta tensión comúnmente llamada redes se encuentran alejados o más elevados a fin de proteger a las personas contra descargas por proximidad.

Riesgo eléctrico: riesgo originado por la presencia de energía eléctrica.

  1. Choque eléctrico por contacto con elementos bajo tensión (contacto eléctrico directo), o por contacto con masas puestas accidentalmente bajo tensión (contacto eléctrico indirecto).

B Quemaduras por choque eléctrico, o por un arco voltaico.

  1. Caídas o golpes como consecuencia de choque o arco eléctrico.
  2. Incendios o explosiones originados por la electricidad.

El decreto 911/96, reglamenta las medidas mínimas de seguridad para las distintas actividades realizadas en la industria de la construcción.

Distancias de Seguridad:

Para prevenir descargas disruptivas en trabajos efectuados en la proximidad de las partes no aisladas de instalaciones eléctricas en servicio, las separaciones mínimas, medidas entre cualquier punto con tensión y la parte más próxima del cuerpo del operario o de las herramientas no aisladas por él utilizadas en la situación más desfavorable que pudieran producirse:

(1) Estas distancias pueden reducirse a sesenta centímetros (60 cm.) por colocación sobre los objetos de tensión de pantallas aislantes de adecuado nivel de aislación y cuando no existan rejas metálicas conectadas a tierra que se interpongan entre el elemento con tensión y los operarios.

(2) Para Trabajos a Distancia. No se tendrá en cuenta para trabajos a Potencial.