title

En la Argentina, el uso incorrecto de la energía eléctrica es una de las principales causas de accidentes e incendios con peligro de muerte. Utilice la electricidad con prudencia y respeto. Tenga en cuenta estos simples consejos para aplicar, compartir y hacer respetar entre todos los integrantes de su hogar.

  • Haga instalar en su casa los dispositivos de Protección y maniobra recomendados por la Asociación Electrotécnica Argentina, tales como: disyuntor diferencial, llave térmica, puesta a tierra, etc.
    El corte automático puede evitar accidentes irremediables.
    Además, recuerde que si los tapones saltan es porque hay algún problema en la instalación. No los refuerce. Pueden provocar un incendio.
  • Coloque protectores plásticos en todos los enchufes que no utiliza.
  • No realice ni permita que sus vecinos se conecten ilegalmente a la red eléctrica. El hurto de energía, además de estar penado por la ley, es la mayor causa de accidentes eléctricos, motivados por fugas de electricidad o por contacto directo con polos vivos, pudiendo además afectar la instalación de su vivienda.
  • Evite el uso de alargues o prolongaciones de cables, ya que constituyen un factor de riesgo.
  • Es conveniente separar los circuitos por funciones. Por ejemplo: bocas de iluminación, tomacorrientes y líneas exclusivas para artefactos de alto consumo, termotanque eléctrico, aire acondicionado, etc.
  • Las heladeras, lavarropas y similares electrodomésticos, deben estar siempre conectados a tierra adecuadamente. Proteja su instalación colocando un cable de protección a tierra y enchufes de tres patas. No utilice adaptadores que eliminan la función del conductor de seguridad.
  • Nunca toque los aparatos eléctricos cuando tenga los pies descalzos.
  • No tire del cable para desconectar un aparato. Hágalo tomando con cuidado la ficha de conexión.
  • Seque bien sus manos antes de enchufar cualquier aparato o encender una luz.
  • Nunca deje cables pelados.
  • Enseñe a sus hijos a respetar todo lo que tiene que ver con la electricidad.
  • Evite el uso de triples, la sobrecarga suele deteriorar sus componentes internos y generar serios accidentes.
  • Antes de realizar cualquier reparación (hasta el simple cambio de una lámpara) corte la electricidad. Utilice herramientas adecuadamente aisladas.
  • Compre los componentes de su instalación en casas especializadas. Adquiera elementos fabricados de acuerdo a las normas IRAM o a normas internacionales. Recuerde que los productos eléctricos más baratos no siempre son los más seguros.