CALF INTERESADO EN EL MERCADO RIONEGRINO

El presidente de la cooperativa, Carlos Ciapponi, sostuvo que “estamos en condiciones de hacernos cargo del servicio de la provincia”. Aseguró que extraoficialmente fueron consultados y que podrían hacerlo junto a la CEB.

Nos hicieron llegar informalmente la consulta de si estamos en condiciones de hacernos cargo el servicio eléctrico de Río Negro que hoy tiene Edersa y la respuesta es que «sí, estamos preparados y nos interesa”.

Sin preámbulos, el presidente de la cooperativa eléctrica de Neuquén CALF, Carlos Ciapponi, puso toda la carne al fuego y agregó que “desde hace tiempo hay contactos extraoficiales con gente del gobierno de Río Negro”.

En 1996, al calor de la ola privatizadora de esa década, el gobierno de Río Negro concesionó el 51% de la entonces empresa estatal de provisión de energía eléctrica que cubre toda la provincia a excepción de las zonas servidas por las cooperativas Bariloche (CEB) y Río Colorado (Cearc).

La firma concesionaria fue Edersa, que logró un contrato por 95 años, cuya primera revisión del cumplimiento está en marcha desde el año pasado.

Esa revisión, demorada a la espera de la actualización tarifaria que llegó este año, obliga a la empresa que hoy maneja el grupo Neuss a ofrecer por primera vez en venta sus acciones, pero contempla que sea la misma firma la que fije el precio, es decir, si quiere o no desprenderse de ellas.

En ese contexto Ciapponi salió a ofrecer los servicios de CALF, la cooperativa eléctrica más grande del país con más de 90.000 usuarios, y aseguró que “la idea es prestar el servicio en conjunto con otras cooperativas: la CEB, Río Colorado y Plottier”. Un planteo que el gerente de la CEB, Federico Lutz, reconoció al señalar que “hace tiempo que lo venimos charlando”.

Si bien Lutz se diferenció de Ciapponi al indicar que “primero el Estado provincial, como poder concedente, debe resolver qué hacer y también la empresa distribuidora, que hoy es una par nuestra”, coincidió en que “la CEB está a disposición porque como cooperativistas creemos que todos los habitantes de Río Negro se merecen tener un buen servicio”.

En esa línea Ciapponi indicó que “nuestro posicionamiento es político, porque lo que queremos es extender el cooperativismo a Río Negro llevando las prestaciones sociales que tenemos en Neuquén”.

Si bien el contrato de Edersa sigue en firme, Ciapponi echó más leña al fuego e indicó que “sabemos que Pampa Energía también está interesada en quedarse con la concesión”. Aunque consultados por “Río Negro Energía”, fuentes de la compañía de Marcelo Mindlin descartaron la versión.

Para CALF la posibilidad de extenderse hacia Río Negro es tomada con tal firmeza que el tema se trató en el Consejo de Administración y ya se fijaron las directrices que la cooperativa debería seguir. “Se iría en una asociación con las demás cooperativas para tener una solvencia patrimonial mayor y no nos haríamos cargo de la deuda que hay con Cammesa que dicen que es de 620 millones de pesos”, indicó Ciapponi.

Mientras reconoció que “un cambio de este tipo no se da en menos de seis meses”, Ciapponi remarcó que “CALF no le debe ni un peso a Cammesa, por eso estamos en condiciones de poder hacernos cargo del servicio de Río Negro si así nos lo requieren”.

Río Negro intimó y multó a Edersa

El gobierno de Río Negro a través del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE) emitió una dura intimación a la empresa concesionaria del servicio Edersa por medio de una resolución de fines del año pasado. En la misma el EPRE advirtió a la empresa que si no saneaba su situación con la mayorista de energía Cammesa, el Estado vendería su cuota accionaria, del 49%.

Mientras esa advertencia aún no se cerró, esta semana el gobernador Alberto Weretilneck anunció que le aplicarán una multa de 10 millones de pesos por el extendido corte de servicio en El Bolsón.

En números

130.000 son los usuarios que posee Edersa en las localidades donde presta sus servicios. CALF tiene 90.000 en Neuquén.

www.rionegro.com.ar