BUENOS AIRES: EMPIEZAN A LLEGAR LAS FACTURAS DE LUZ CON SUBAS DE HASTA 44%

fACTURAS EDENOR

El impacto será fuerte en la economía familiar porque se trata del período de mayor consumo del año. Desde el punto de vista de los índices de inflación, el INDEC considera los aumentos de tarifas en el mes en que empiezan a entrar en vigencia, pero para los consumidores el efecto se advierte entre uno o dos meses más tarde.

En el caso de las tarifas eléctricas en Capital Federal y Gran Buenos Aires, en febrero hubo como en todo el país un aumento en el precio mayorista de la energía, a lo que se sumó desde este mes otra suba destinada a los ingresos de Edenor y Edesur. Considerando los dos ajustes, el alza acumulada se ubica alrededor del 44% para la mayoría de los usuarios del área metropolitana.

Las facturas que lleguen desde esta semana a los hogares corresponden al bimestre enero-febrero, con un solo mes de aumento. La segunda cuota por el mismo período se pagará en abril. En cambio, los residenciales con lectura de medidor en el resto de este mes, tendrán ya algunos días con la suba de este mes.

Pero como el consumo de electricidad en Capital y GBA es mucho más alto en verano por el uso de aire acondicionado y porque en el invierno la mayor parte de los residenciales se calefaccionan con gas, será fuerte el impacto de bolsillo para febrero y marzo, que por ahora presenta temperaturas elevadas.

Un consumidor medio de Capital con un consumo mensual de 280 kilovatios, con un solo aparato de aire con uso moderado, pagó en enero $764,84 con impuestos, en febrero $1.017,01 y en marzo $1.103,68. El aumento entre enero y marzo llegó al 44,3%.

Para un consumo de 360 kilovatios mensuales, lo que ya permite dos aparatos de aire usados discretamente, las facturas siempre con impuestos de la ciudad de Buenos Aires, las boletas son de $1.033,08 en enero, $1.357,3 en febrero y $1.482,12 en marzo, con un aumento entre puntas del 43,6%.

Un hogar equipado con dos o tres aparatos de aire usados más de seis horas por día, el consumo puede llegar a 470 kilovatios mensuales, lo que implica desembolsar $1.497,92 en enero, $1.920,60 en febrero y $2.142,08 en marzo, en todos los casos con los impuestos de Capital.

Con más consumo, un hogar que usa 650 kilovatios por mes, tendrá que afronta un pago de $3.273,49 en enero, $3.822,87 en febrero y $4.720, 85 en marzo.

Un usuario con una vivienda grande y más de cuatro aparatos de aire pagará por 1.800 kilovatios mensuales $8.097,58 en enero, $9.718,66 en febrero y $11.637 en marzo, con un aumento total del 43,7%.

Según ya se anticipó oficialmente, todavía faltan dos subas de un 4% cada una en el precio mayorista que se aplicarán desde mayo y agosto en todo el país, por lo cual el Gobierno prevé que las tarifas eléctricas en Capital y GBA tendrán un incremento acumulado del 55% desde enero. Esto sin contar el ajuste por inflación que les corresponde por contratos de 2017 a Edenor y a Edesur en agosto y que desde el principio, el Gobierno parece querer postergar para después de las elecciones.

Habrá que ver ahora si pueden aplicarse nuevas subas si se considera la posición expresada por la UCR durante el fin de semana reclamando incluso dar marcha con ajustes ya practicados. A esa postura, se suma la oposición en el Congreso y hasta intendentes del PRO.

Pero el alza en el valor del dólar que se registra en los últimos días complica la posibilidad de atenuar los aumentos, debido a la dolarización de los precios del gas y la electricidad y en principio las subas podrían terminar siendo mayores, si no cambian los conceptos de la actual administración sobre los costos de la energía.

www.ambito.com