CALF FIRMÓ CONVENIO “REGISTRO DE VIOLENCIA FAMILIAR Y DEUDORES ALIMENTARIOS MOROSOS EN LAS EMPRESAS”

La Cooperativa avanza en su compromiso de erradicar la violencia de género y trabaja por un modelo de respeto, igualdad e inclusión
Esta mañana en la Sede Central de la Cooperativa, el presidente de CALF, Darío Lucca y Alicia Comelli, Subsecretaria de Derechos Humanos de la Provincia de Neuquén, firmaron un convenio de promoción y adecuación de la reglamentación interna de las empresas, que tiene como objetivo prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, en cumplimiento con los acuerdos internacionales de DD. HH. y la nueva agenda de desarrollo sostenible.
En el encuentro participaron también algunos integrantes del Consejo de Administración: Marcelo Severini, Secretario General; Alejandra Quiroga, Tesorera; María Alejandra Torqui, Secretaria de Actas; Gustavo Orlando, primer vocal suplente y las responsables de las distintas áreas internas de la Cooperativa.
En el acuerdo establece que antes de efectuar cualquier tipo de contratación o trámite administrativo, desde la institución se debe verificar a través de los datos provinciales, el certificado de no inscripción en los registros de “Violencia Familiar y de Género y/o deudores de cuota alimentaria”.
El presidente de CALF, luego de dar la bienvenida a la funcionaria provincial, aseveró que “desde esta gestión no solamente adherimos, sino que vamos a hacerla cumplir. Además le sumaremos capacitaciones para lograr el objetivo de prevenir y acompañar”.
Alicia Comelli, se mostró muy contenta “por ver tantas compañeras en la cooperativa ocupando cargos de decisión. Quiere decir que realmente en CALF se trabaja en la paridad de género”.
“Esto no es uno contra otro. Es con ellos, no sin ellos. Este registro está a cargo de la autoridad judicial y va a funcionar si todas las empresas lo cumplen. Es importante usarlo como una herramienta disuasiva. Animarse a romper con todo tipo de violencia, no sólo la física. La violencia es una relación de poder”, sostuvo Comelli.
A su vez, la Subsecretaria de DD. HH. y CALF crearán una mesa de trabajo integrada por las y los directivos con el objetivo de implementar una agenda de trabajo de promoción de la Ley 3.233 y a su vez, capacitar a las y los directivos encargados de hacer cumplir las disposiciones de dicha Ley, en donde ambas partes “mantendrán la individualidad, la autonomía de sus respectivas estructuras internas y no implica la erogación presupuestaria para alguna de ellas”.
Cabe destacar que la Subsecretaría de DD. HH. sostiene que “las empresas no son ajenas a los objetivos de la Ley y forman parte de la sociedad y como tal deben promover el avance hacia sociedades más justas e igualitarias”. La violencia familiar y de género es un flagelo que afecta a los DD. HH. de las víctimas, por lo tanto, los Estados deben procurar que estos no se reiteren y se agraven, haciendo frente a su obligación desarrollando políticas de prevención, investigación, sanción, reparación y evitar la impunidad frente a los actos de violencia.

Publicada el
Categorizado como Noticias