APAGÓN MASIVO: POR QUÉ SALIERON DE SERVICIO LAS CENTRALES GENERADORAS DE ENERGÍA

Yacyreta

El apagón de ayer fue el mayor de la historia argentina por cantidad de usuarios afectados pero no por duración. En tanto, en otras zonas del mundo ya se habían registrado masivos cortes de luz con efectos más dañinos que el sucedido este domingo en la Argentina.

La falla estuvo localizada en el sistema de transporte y no tuvo nada que ver ni con la generación ni con la distribución de la electricidad. Pese a que existe capacidad de transmisión de energía, al salir de servicio una línea y derramar hacia todo el país, las plantas generadoras no se pudieron conectar.

Juan Luchilo, subsecretario de Energía Eléctrica, desarrolló: “Estamos investigando el conjunto de cosas que no funcionaron bien. Las centrales de generación tienen sistemas de control complejos y están diseñadas para funcionar con distintos parámetros como tensión, frecuencia, temperatura, etcétera. Si la frecuencia baja y se queda así por un largo rato se producen los cortes”.

La frecuencia es de 50 HZ y en cuestión de milisegundos llegó a 0. Las plantas están preparadas para operar apenas por encima o por debajo de los 50 HZ. Si la frecuencia baja a 49 HZ, por ejemplo, se producen cortes por alivio de carga y si por alguna condición fallara eso, las generadoras responden subiendo su producción. Después de instantes de operar en otra frecuencia, el sistema de control se dispara automáticamente para proteger las máquinas y evitar que se arruinen.

Según comentaron fuentes del mercado eléctrico, después del apagón se empezaron a prender las centrales térmicas Ensenada Barragán, Belgrano, Central Costanera y Dock Sud, que están preparadas para dar la respuesta más ágil al sistema.

En un día tormentoso, las energías renovables aportaron algo más del 2% de la demanda, debido a que casi no se registró entrada de energía fotovoltaica. En días normales, las renovables pueden cubrir un pico de hasta 10% de la demanda durante algunas horas.

www.cronista.com